18 septiembre 2007

Abriendo la m-ano...

Esta mañana al entrar en el curso mucha gente me felicitaba con una sonrisa en la cara porque al parecer, según 20minutos.es "Singapur legalizará el sexo oral y anal".

De entre las muchas historias que había leído y me habían contado sobre Singapur desde que me adjudicaron el destino, una de las más curiosas para oídos españoles era que la prostitución estuviera permitida y perfectamente regulado pero que de sexo oral nanay. Prohibidísimo hasta con tu pareja. Y todo el mundo se preguntaba lo mismo: "y cómo lo controlan?". Pues sinceramente, no tengo ni idea.

Otra historia que se comenta mucho y que aún se advierte en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores español es que está prohibida la importación y consumo de chicles. Sin embargo, parece que eso tampoco es así ya, según me comenta un becario anterior. Por lo visto los prohibieron en su día porque los chinos eran unos cochinos y se dedicaban a pegarlos por todos lados, en especial en las entradas de los metros para evitar que se cerraran las barreras y entrar gratis. No sé cómo será la cosa ahora exactamente, pero ya lo contaré cuando esté allí y lo vea con mis propios ojos. De momento he oído que a partir del año que viene se pretende empezar a comercializar un nuevo tipo de chicle que se biodegrada en dos días.

En fin, que no sé qué está pasando con el país justo antes de mi llegada, permitiendo todas esas cochinadas (qué desvergüenza) y mascar chicles!! hay que ver, a dónde vamos a parar. A este paso va a ser como si no hubiera salido de casa... Bueno, comentar que si han leído la noticia en el link comprobarán que esta nueva gran permisividad es sólo válida para heterosexuales. La relación entre hombres seguirá siendo de momento un "delito contra la moral pública". Y nos volvemos a preguntar: "la gente lo hace en la calle o qué?"

6 comentarios:

stefita dijo...

Pffff. Ahora Singapur ha perdido su encanto...Creo q paso de visitarte, si no puedo hacer contrabando de chicles no tiene gracia.
Felicidades x beneficiarte de la nueva "apetura" de miras a nivel heterosexual xDDDD m consta q ese tema t preocupaba. jajajaja .Saludos

stefy dijo...

A ver si actualizamooooos. Q stas faltando al primer mandamiento de todo blogero!Actualizarás como minimo cada semana!!!

Reena dijo...

Ya me han contado que el chicle se puede comprar en farmacias y eso, supongo que con fines "de limpieza", pero me voy a ir corriendo a por una reserva en cuanto llegue.

Weno, y nada, que soy una paisana tuya que despues de haber vivido en Irlanda y UK se va a Singapur! llego el mes que viene y me parece entender que sigues por ahi. Mi mail esta en mi blog y si te apetece podemos conocernos cuando este ahi y eso.

Saludos!

Mike dijo...

Sí, por aquí sigo y para largo jeje. Sólo me queda encontrar tiempo y ganas para poner al día el blog. Ya hay demasiados viajes en la recámara, así que salvo que dimitiera de mi trabajo (cosa que no va a pasar), dudo que algún día llegue a estar completo.

Respecto a los chicles, yo hice lo mismo la primera vez que vine. 25 paquetes de Orbit me traje. Se me estropearon metidos en un cajón con la humedad que hay aquí. Ahora lo que hago es pillar uno o dos paquetes cuando voy a algún país vecino y te duran un par de semanillas. Lo cierto es que acabas perdiendo la costumbre de masticar chicle y ya no te llama tanto...

Reena dijo...

O sea, que llevar se puede :) chachi

Mike dijo...

Sí. Escondido claro que se puede jaja. En cualquier caso no es grave si te lo pillan. No es un producto prohibido que yo sepa. Tampoco se ha dado nunca ningún caso de algún conocido al que le pillen los chicles, así que no sé qué es lo peor que puede pasar, pero creo que sería que te los requisaran en el peor de los casos.

No así con el tabaco o el alcohol, que si te preguntan si llevas algo mejor decir que sí y pagar los impuestos pertinentes, ya que si no la multa que te soplan es salada.